Cuidados a los mayores

Sistemas de prevención inteligente de caídas en la residencia de mayores

13/08/2015

Sistemas de prevención inteligente de caídas en una residencia de tercera edad

Los riesgos de caídas en los que incurren los ancianos son elevados, puesto que su movilidad se ha visto reducida por el natural proceso de envejecimiento. También hay pacientes con un deterioro especial de su motricidad, ya que algunos han pasado por el sistema sanitario antes de ser usuarios en la residencia de ancianos en valencia.

En todo caso, los profesionales y voluntarios del sector de los centros  solidarios  se encargan del cuidado de los ancianos en la residencia de mayores ponen un especial énfasis en prevenir las caídas de los internos. En primer lugar, adecuan las zonas por las que se moverán los ancianos, de manera que quedan libres de obstáculos y barreras físicas, intentado crear zonas seguras.

Hay que tener en cuenta que las caídas provocan lesiones e, incluso, invalideces. Por ejemplo, la rotura de cadera se ha revelado como una de las lesiones más comunes en la vejez.

Por lo tanto, en la residencia de mayores, al igual que con el mobiliario geriátrico no escatiman en medios para prevenir y detectar caídas, tanto en el interior de las instalaciones como en las zonas de acceso a ellas.

Estos requisitos solo se pueden cumplir mediante el recurso a tecnología avanzada. En este sentido, resulta ciertamente útil el uso de una red de sensores conectada a un sistema de video vigilancia inteligente. Además de estar cerca de los residentes hacen falta estos sistemas especialmente por la noche cuando los usuarios están acostados para prevenir o detectar una posible caída. Simplemente, la red de sensores inalámbricos alerta de los movimientos bruscos. Sin necesidad, por otra parte, de articular incómodas sujeciones para los ancianos. De hecho, la utilización de sistemas precedentes no servía para detectar determinadas caídas, puesto que, cuando se producían, las personas mayores, por razones de incomodidad, estaban desprovistas de las sujeciones a los sistemas de alerta.

En resumen, estos nuevos sistemas facilitan la identificación de movimientos peligrosos, tanto por caídas como por levantamientos inesperados (un paciente sonámbulo que deambula, por ejemplo). Es decir, solo se dará la alarma -la cual puede ser contestada con gran rapidez- en las situaciones realmente oportunas. (http://www.neat-group.com/es/transmisores-de-alarmas/pir/)

La instalación y mejora de estos sistemas ha sido posible gracias a la subvención concedida por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad con cargo al IRPF 2014.

Sistemas de prevención inteligente de caídas en la residencia de mayores