Salud en los Mayores

Serie "Síndromes Geriatricos" : Iatrogenia en los mayoyres, prevención y tratamiento

20/02/2015

Se define la iatrogenia como el daño no intencionado que resulta de intervenciones diagnósticas o terapéuticas. No implica error, falta ni negligencia. Es una situación no deseable, pero posible como consecuencia de la atención sanitaria recibida y que puede tener consecuencias negativas para el usuario.

La iatrogenia es más frecuente e intensa en el paciente anciano y la principal causa de la misma es la polimedicación, aunque también pueden producirse alteraciones como consecuencia de procedimientos invasivos (flebitis tras poner una vía o infección urinaria tras colocar una sonda)

Aunque estas son las causas más frecuentes, existen otras como son:

-Interacción entre medicamentos, así como efectos secundarios.

-Abuso de medicamentos.

-Infecciones hospitalarias.

-Afecciones musculares, sensoriales o nerviosas tras uso de sujeciones.

-Deterioro cognitivo que producen algunos fármacos y psicofármacos.

Prevención de la iatrogenia en ancianos

No es sencillo predecir los efectos que un tratamiento puede ocasionar en la persona de edad avanzada. Los riesgos se multiplican cuando se padecen afecciones múltiples. No obstante, hay una serie de precauciones que pueden adoptarse. Entre ellas se encuentra la importancia de que el médico valore de manera personalizada la administración de fármacos en relación con cada paciente, teniendo en cuenta su edad, estudiando los efectos adversos que ese fármaco podría ocasionar en un metabolismo enfermo y cuáles son las características del estado del anciano. También es esencial vigilar que el fármaco sea administrado correctamente en las dosis justas y en los modos prescritos por el médico.

Abusar de los fármacos es otro error habitual. Hay que ser cauto y procurar que el anciano no tome excesivos fármacos para que, por un lado, no haya interacción entre ellos y, por otro lado, que no obliguen a un esfuerzo metabólico excesivo. La toma de medicamentos obliga a una revisión periódica del paciente.

En definitiva, en la Residencia para mayores San Francisco y San Vicente de Manises (Valencia) hay profesionales que cuidan de los mayores enfermos para garantizar que reciban las mejores atenciones.

Serie