Salud en los Mayores

Serie "Cuidados a las Personas Mayores": "Síndromes Geriatricos"

05/12/2014

El proceso de envejecimiento conlleva la posibilidad de aparición de los llamados síndromes geriátricos, entendidos como las formas características de presentarse las enfermedades en la persona mayor. Partiendo de una idea global de algunos de estos síndromes en este post, iremos desglosando cada uno de ellos en publicaciones posteriores.

Uno de los principales retos para estos expertos de la salud del adulto mayor es sobrellevar, tratar y evitar el empeoramiento de los principales síndromes que afectan a los ancianos. Entre ellos destacan:

- La fragilidad, como parte del proceso natural de envejecimiento humano, va mermando la capacidad de las personas para ser independientes a nivel funcional. Junto a ella, la decaída o \"declive\" se caracterizan por la menor capacidad de reserva de los sistemas y órganos del cuerpo; esto deriva en importantes pérdidas en la calidad de vida de la persona. El cuidado en la dieta y animar a los afectados a continuar teniendo actividad física como medios para evitar la sarcopenia o pérdida degenerativa de masa muscular y fuerza, son unas de las máximas en el tratamiento de este síndrome por parte de los especialistas en la residencia de mayores.

- La incontinencia, tanto urinaria como fecal, es otro de los síndromes a atender. Este problema tiene un gran impacto en la salud y el bienestar de las personas mayores.

Para la incontinencia urinaria, es importante la educación de los esfínteres, los ejercicios de suelo pélvico y una correcta selección de medicamentos ya que algunos, utilizados para otros males, pueden empeorar el funcionamiento del sistema urinario.

Por su parte, la incontinencia fecal es muchas veces motivo de aislamiento social y puede conducir a la depresión a quien la padece. Es importante el papel del cuidador para el tratamiento de este síndrome así como el del estreñimiento, que también puede acarrear graves complicaciones y empeorar la calidad de vida de los ancianos y que se debe evitar como riesgo.

- Las caídas, presentes en su mayoría a partir de los 60 años, pueden ser un gran problema ya que aumentan la dependencia de la persona. La falta de agilidad, la pérdida de masa muscular o la obesidad son algunos de los factores que las hacen más frecuentes; es por ello importante intentar detectar las causas reversibles que las promueven y tratar de ofrecer al paciente medidas de prevención que las eviten. Además, los cuidadores se ocupan de fomentar la actividad física además de evitar que estas personas mayores tengan miedo a que se repitan las caídas y a que no impliquen un empeoramiento en el desarrollo normal de sus vidas cotidianas.(mas información en este post http://www.sanfranciscoysanvicente.org/es/rsc/Cuidados%20a%20los%20mayores/residencia-de-mayores-y-prevencion-de-caidas-accidentales)

- La demencia, que suele aparecer con más frecuencia a partir de los 75 años, es uno de los problemas más temidos ya que deteriora progresivamente las habilidades del intelecto. Para evitar este riesgo, los profesionales ejercitan la mente de los ancianos con actividades diversas.(mas información en este post) http://www.sanfranciscoysanvicente.org/es/rsc/atencion-psicologica-y-envejecimiento/actividades-psicoestimulantes-para-el-mayor-y-la-familia

En ocasiones la complejidad o la presencia de múltiples síndromes desconciertan y superar la capacidad de cuidado en el entorno familiar, dentro del sector solidario existe la posibilidad de acceder al cuidado de profesionales especializados en geriatría en la Residencia de Mayores San Francisco y San Vicente.

Es de gran valor el papel de los profesionales de Manises en Valencia, que aportan unas mejores condiciones de vida a los mayores para la promoción de una vida digna, reduciendo así los problemas de la edad y regalando a estas personas unos mejores años de vejez.

Serie