Salud en los Mayores

La Residencia para Mayores de Manises amplia su programa de entrenamiento físico

18/05/2016

Hemos incorporado a las los mayores con riesgo de fragilidad de nuestro geriátrico en Manises (Valencia) a un programa basado en la actividad física cuyo objetivo es mejorar o enlentecer el proceso de fragilidad en nuestros residentes.

La fragilidad es uno de los síndromes geriátricos más importantes dada su alta prevalencia entre las personas mayores y por las múltiples consecuencias que ocasiona afectando a los distintos ámbitos del individuo. La aportación de recientes investigaciones ha evidenciado la influencia tanto de variables fisiológicas como psicológicas y sociales en este síndrome, además de su relación con el deterioro cognitivo y, consecuentemente, con la calidad de vida de las personas.

La actividad física está despuntando como factor altamente protector de las funciones físicas y cognitivas durante la vejez, tanto en estados de envejecimiento cerebral normal como en distintas fases de deterioro cognitivo. La práctica regular de ejercicio físico puede prevenir o enlentecer el declive cognitivo asociado a la edad y por lo tanto, favorecer el mantenimiento de las funciones cognitivas y la independencia. Asimismo, se ha asociado la reducción de actividad física durante el envejecimiento a menor participación social e interacción con familiares y amigos, lo que está estrechamente relacionado con otras patologías de naturaleza psicológica como los trastornos de ansiedad y depresión.

Se trata de un programa adaptado a las características y necesidades de los residentes, en cual se incluyen distintos tipos de ejercicios que nos permiten mejorar el equilibrio, la flexibilidad, la coordinación, la fuerza, la resistencia aeróbica, la respiración y la relajación. Se realiza semanalmente en sesiones de una hora de duración, en las cuales la psicóloga de la residencia dirige y tutoriza los ejercicios que componen el entrenamiento físico para la fragilidad.

            Este programa se presenta desde el enriquecimiento individual y colectivo. Además de beneficiarnos de las ventajas de la actividad física regular, el carácter dinámico y lúdico de los ejercicios favorece las relaciones interpersonales entre los residentes y su estado de ánimo. 

La Residencia para Mayores de Manises amplia su programa de entrenamiento físico